Síndrome de Ulises, manifestación de estrés crónico múltiple asociado a procesos migratorios

La migración es un tema que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios. Con ella se busca mejores oportunidades en otros países, y esto conlleva al descubrimiento de nuevas culturas. Va acompañado de un enriquecimiento no solo económico sino también intelectual.
Por: Agustín Sequera




Ulises u Odiseo, como también se le conoce, fue uno de los héroes de la mitología griega que aparece como personaje en la Ilíada y protagonista en Odisea, ambas obras de Homero. Era rey en Ítaca, una de las actuales Islas Jónicas, situada frente a la costa occidental de Grecia. Ulises estuvo veinte años fuera de Ítaca, diez años luchando en la guerra de Troya y otros diez años sorteando numerosos problemas en su intento de regresar.

El Síndrome de Ulises es una manifestación de estrés crónico múltiple asociado a procesos migratorios y no debe confundirse ni con depresión ni con otro tipo de desorden mental. Las personas que lo padecen no poseen una patología psiquiátrica y no ameritan medicación. Requieren más bien de una acción psicosocial que le ayude a sobrellevar y hacer frente a la situación extrema en la que se encuentra.

Este término fue usado por primera vez por el psiquiatra y profesor de la Universitat de Barcelona, Joseba Achotegui, quien afirma junto a la doctora Espeso Montagud, que el 15 a 20% de los emigrantes que llegan a España padecen de este síndrome. Se calcula que en total son alrededor de 800.000 personas que la padecen en territorio español.

La migración es un tema que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios. Con ella se busca mejores oportunidades en otros países, y esto conlleva al descubrimiento de nuevas culturas. Va acompañado de un enriquecimiento no solo económico sino también intelectual.  El desarrollo de las sociedades actuales no se puede concebir sin el aporte de las corrientes migratorias en lo que se refiere al intercambio de valores, pensamientos,  inventos, experiencias, entre otros.

Cuando una persona trata de establecerse en un lugar nuevo, va con la idea de hacerlo lo más rápido posible. Lógicamente esto genera un nivel de estrés que, de ser manejado inadecuadamente, podría escaparse de las manos y asociarse a otros síntomas como la tristeza, culpabilidad y sentimiento de soledad. El nerviosismo y la ansiedad desbordada hace que el individuo no realice sus actividades de manera eficaz creándose un circulo vicioso: ansiedad, errores, preocupación, ansiedad.

El Síndrome del Inmigrante con Estrés Crónico y Múltiple se caracteriza porque la persona padece unos determinados estresores o duelos y, por otro lado, porque aparecen un amplio conjunto de síntomas psíquicos y somáticos que se enmarcan en el área de la salud mental.

¿Cuáles son estros estresores? Según lo plantea Achotegui existen siete duelos en la migración a saber: la familia y los seres queridos, la lengua, la cultura, la tierra, el estatus social, el contacto con el grupo de pertenencia, los riesgos para la integridad física. Todo proceso migratorio va acompañado de un duelo, pero cuando éste no es elaborable, es decir, que supera la capacidad de adaptación del individuo, entonces hablamos del Síndrome de Ulises.

La sintomatología de este síndrome es diversa y se podría resumir en el área depresiva (tristeza, llanto, culpa, ideas de muerte); en el área de la ansiedad (nerviosismo, preocupación excesiva, irritabilidad, insomnio); en el área de la somatización (cefalea, fatiga).

Para finalizar, ante la identificación de este cuadro, es indispensable la consulta con especialistas (psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales) que le ayuden a resolver. Harry Czechowicz y colaboradores en su libro Inteligencia Migratoria, recomienda buscar ayuda en buenas amistades y especialistas en el área mental, escribir las experiencias de manera descriptiva, amplia y explicativa y considerar el cambio de país por otro que le ofrezca mejores oportunidades.

Fuente: http://www.inspirulina.com/el-sindrome-de-ulises.html#.VYHcdjsgsKs.mailto

Comentarios

Entradas populares de este blog

Migrar, vivir, morir, revivir

Elogio de la esperanza

"Para irse de Venezuela hay que ser muy valiente", Laureano Márquez