Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Un psiquiatra ayuda a los venezolanos a prepararse para la ola migratoria

Imagen
Harry Czechowicz ofrece a través del Centro de Capacitación Migratoria herramientas para que los próximos emigrantes aprendan a integrarse en su nuevo entorno
Por Elisa Vásquez*





 A finales de 2013 se calculaba que cerca de 1.200.000 venezolanos vivían en el extranjero, y se estima que esta cifra vaya en aumento. Luis Vicente León, director de Datanálisis, informó que al finalizar este año escolar (en unas pocas semanas) se espera la mayor oleada de emigración desde Venezuela en toda su historia.

Que la cifra alcance el millón es una revelación. El cálculo fue hecho por el investigador y sociólogo del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Simón Bolívar (USB),  Iván de la Vega, quien además indica que a mediados de la década de los 90 vivían en el extranjero aproximadamente 50.000 venezolanos, por tanto, el aumento a la actualidad ha sido de más del 2.000%.

Datanálisis también explicó que al menos 9% de la población venezolana ha pensado en emigrar, un por…

Taller Inteligencia Migratoria 5 de julio, ¡en Lecherías!

Imagen

Al inicio todo era maravilloso...

Imagen
Testimonio de una venezolana en Canadá. 
Fragmento tomado del libro: Inteligencia Migratoria. ¿Me quedo o me voy? Ediciones B, Venezuela, 2013 


Al inicio todo era maravilloso y constantemente veía solo las cosas buenas para no atraer la negatividad. El cambio de idioma fue importante e inclusive el clima con los horarios. Me agradaba poder salir sin preocupación por mi seguridad personal y el desarrollo evidente en aspectos limitados en mi país. Constantemente tenía que estar al día porque todo era nuevo y había mucho que aprender.
Una vez que eres inmigrante comienza el camino y, lamentablemente, uno tiene que pasar por otra puerta diferente y comenzar con muchas regulaciones, pre-requisitos, comprobantes, documentos nuevos... Eres un desconocido que quiere pertenecer y, por mucho esfuerzo que se haga, para todo tenía que volver a empezar. Solo el tiempo aclara tu identidad. Aquí empezaba mi descontento de nuevo… definitivamente el huir de una situación no era garantía de no encontrar…

Taller Inteligencia Migratoria 28 de junio

Imagen

Cansancio de País

Imagen

El ejercicio de agradecer

Imagen
Somos expertos en pedir. Y muy mezquinos para agradecer.  Aunque nos duela admitirlo, somos así. Nos acordamos de Dios en las malas. Pero pocos veces subimos la mirada al cielo para decirle “Gracias” por la salud, por el nuevo día, por la comida, por las oportunidades, por la familia, los amigos, el amor o porque tuvimos un buen día.
Por Mirelis Morales




A veces nos enfocamos tanto en lo que no tenemos, que hacemos que nuestros pensamientos giren sólo en torno a nuestras carencias. Y dejamos así de agradecer las bendiciones o las oportunidades que a cambio hemos recibido. Esa práctica puede llevar a hundirnos en un círculo de negatividad, que difícilmente nos hará sentirnos bien con nosotros mismos o con el entorno para ver con cabeza fría que sí tenemos mucho que agradecer, incluso hasta por aquello que no sale bien.

Hace unas semanas, me dejé llevar por la nostalgia que implica estar lejos de tu tierra y empecé a cuestionarme hasta qué hago aquí. Sola, sin mi familia, mis amig@s, mi ca…

¿Estás disponible para emigrar?

Imagen
Cuando leas este título me imagino que te cruzarán pensamientos relacionados con papeles, tiempo, dinero, etc. Algo así como que si mañana me gano la lotería de visas mi dilema migratorio está resuelto.
Por: Sonia Peña-Czechowicz (@sonitzka), coautora del libro Inteligencia Migratoria ¿Me quedo o me voy?, Ediciones B, Caracas.


Sin duda el título sugiere esa vía. Sin embargo, no es por allí por donde me gustaría abordar el tema. Y para hacerlo creo que debo agregar una palabra a la pregunta: ¿Estás disponible…. emocionalmente para emigrar? Al momento de escribirlo surgieron los puntos suspensivos de manera natural.

Cuando pensamos en emigrar, generalmente enumeramos nuestros recursos externos tales como trayectoria profesional, redes de apoyo, bienes materiales y económicos. Hacemos lo propio con los recursos internos como nuestras fortalezas, destrezas y cualidades.

Ahora bien, podemos contar con todo lo mencionado en el párrafo anterior y sin embargo todavía no podemos decidir si q…

El noviciado migratorio

Imagen
Producto de la experiencia y la investigación relacionadas con el término Inteligencia Migratoria, a continuación encontrará algunas recomendaciones prácticas.
Tomado del libro: Inteligencia Migratoria. ¿Me quedo o me voy? Ediciones B, Venezuela, 2013 


1. Aprender a relacionarse con otras personas. Ya sea a nivel individual o grupal, en un entorno nuevo, asumiendo que la iniciativa tendrá que ser mayormente suya. Puede comenzar a practicarlo y ejercitarlo desde ya en su país de origen, así irá perdiendo la pena de preguntar, pedir, comentar, reclamar apropiadamente, hablar en forma trivial sobre aspectos cotidianos como noticias o asuntos personales a fin de darse a conocer. Necesitará alimentarse de una energía positiva, no crítica, para atraer a sus oyentes en vez de alejarlos. Le será de ayuda observarse a sí mismo por unos días para saber de qué habla en general y de dónde provienen sus ideas. Quizás hable de violencia, trabajo, problemas de salud suyos o ajenos, inflación, tráfico,…

La historia del pez valiente

Imagen
Una historia imaginaria que ayuda a comprender las ideas relacionadas con la Inteligencia Migratoria
Tomado del libro: Inteligencia Migratoria. ¿Me quedo o me voy? Ediciones B, Venezuela, 2013



 Un pescador logra agarrar un pez grande y lo coloca sobre el muelle. Le saca el anzuelo y lo deja cerca de él, boqueando por aire. El pez siente que el sol quema su piel, que agoniza dolorosamente y comienza a saltar con las pocas fuerzas que le quedan.

En un último esfuerzo se contorsiona y logra dar un salto lo suficientemente grande como para caer al agua. Así se salva y por primera vez entiende a cabalidad la importancia del agua, una importancia que había creído entender pero que en realidad era más un sobreentendido del no tiene conciencia. Al volver a su vida ya no era el mismo pez ni el agua tenía el mismo significado.

Esta historia recuerda ese popular refrán que afirma que no se aprecian las cosas hasta que se pierden, que no se valoraron como corresponde porque siempre estuvieron allí…

La historia de los pescadores japoneses

Imagen
Una historia imaginaria útil para comprender las ideas relacionadas con la Inteligencia Migratoria
Tomado del libro: Inteligencia Migratoria. ¿Me quedo o me voy? Ediciones B, Venezuela, 2013 





 Cuando la pesca artesanal comenzó a disminuir en las costas de Japón, las autoridades decidieron construir buques de pesca por arrastre en mares más profundos, alejados de las costas. Así, pescaban y congelaban el producto en grandes cavas de refrigeración, pero el público, muy sensible al cambio del sabor del pescado, siempre lo rechazó por la falta de frescura y la industria terminó perdiendo dinero.

Entonces reemplazaron las cavas de congelamiento por grandes cisternas donde mantenían a los peces vivos, pero el hacinamiento impedía que los peces se desplazaran y además, como recibían pasivamente el alimento diario, el sedentarismo continuo produjo un cambio en el sabor del pescado que generó en el público un nuevo rechazo. Por fin llegaron a la conclusión de que convenía colocar en cada ciste…

Taller Inteligencia Migratoria. ¡Sábado 7 de junio!

Imagen