Europa pierde atractivo para los inmigrantes de Latinoamérica

Lejos quedan hoy en día los cientos de miles de inmigrantes latinoamericanos que llamaban cada año a las puertas de la Unión Europea (UE) en búsqueda de una mejor vida. En 2014, y por sexto año consecutivo, el mapa migratorio consolidó el giro de 180 grados que se venía produciendo desde el inicio de la crisis económica en 2008: el flujo de inmigración de ciudadanos del Viejo Continente que eligen Latinoamérica como destino de vida supera al de latinoamericanos que emigran a la UE, según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que se publicó el 5 de junio  Ginebra.
Por Belén Rodríguez Cebrián




España, con 181.166 emigrados a Latinoamérica en 2012, encabeza la tabla de los Estados de los que más ciudadanos han salido en búsqueda de oportunidades a esta región.
más información

Desde el inicio de la crisis en 2008 el número de latinoamericanos que decidió mudarse a Europa comenzó a disminuir de manera continuada al mismo tiempo que aumentaban los ciudadanos que dejaban el Viejo Continente en búsqueda de oportunidades en América Latina, especialmente desde España, país del que la salida de ciudadanos casi se triplicó entre 2007 y 2008 (de 52.160 a 146.202). Pero siempre había un matiz: el flujo de inmigración de Latinoamérica a la UE seguía siendo mayor que en sentido contrario. En el período 2009-2010 la corriente cambió por completo. Y en 2012 las personas que salieron de España a Latinoamérica fueron 181.166 —frente a las tan sólo 119.000 que llegaron a la UE—, según el documento Dinámicas Migratorias en América Latina y el Caribe y la UE.

En un principio eran “retornados”, según el informe de 231 páginas, pero lo llamativo ahora es que se les suma, cada vez más, los nacidos en los Estados miembros. “Ya no se puede hablar sólo de retornos masivos de migrantes latinoamericanos”, se lee en el documento. Y así lo corroboró Monika Peruffo, responsable de la OIM en Bruselas: “Destaca el aumento de los nacidos en la UE”. Peruffo añadió después que, tras un “intenso” debate entre los autores, se había decidido no desagregar los datos y no diferenciar entre latinoamericanos que retornaron y europeos que se fueron.

En 2013 residían en Latinoamérica 8,548 millones de inmigrantes internacionales (1,184 provenían de la UE), medio millón más que en 2010 y dos millones y medio más que en 2000. La mayoría emigraba de España, pero la reciente tendencia que la OIM ha observado es la “diversificación” de otros países comunitarios como Francia y Alemania.

Otro factor llamativo para los cinco autores —Jana Garay, Luisa Feline, Mariana Roberta, Ricardo Changala y Rodolfo Córdova, que viajará a Bruselas el próximo 22 de junio para hablar del tema— es que el flujo de inmigración de latinoamericanos se ha “redireccionado”. Es decir, ya no cruzan el océano Atlántico para alcanzar la UE sino que, en general, prefieren su propia región, y especialmente los países cercanos y con los que comparten frontera. El país que más inmigrantes interregionales recibió en 2013 fue Argentina, con un 28% del total. “Hoy en día existen más migrantes de América Latina y el Caribe residiendo en esta región que en los 28 países de la UE”, asevera el documento.


Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/06/04/actualidad/1433434554_572544.html?id_externo_rsoc=TW_CM

Comentarios

Entradas populares de este blog

Migrar, vivir, morir, revivir

Elogio de la esperanza

"Para irse de Venezuela hay que ser muy valiente", Laureano Márquez