Por qué Disney quiere hacer una película del indocumentado que logró ser neurocirujano

Las manos del doctor mexicano Alfredo Quiñones-Hinojosa, que hoy operan y salvan vidas en el hospital Johns Hopkins, cosecharon tomates a finales de los 80, cuando llegó a EEUU sin papeles. El periodista Jorge Ramos conversó con él  sobre la película que Disney y Brad Pitt están produciendo sobre su vida.
Por Eulimar Núñez 

El mexicano Alfredo Quiñones-Hinojosa llegó a EEUU con 18 años dispuesto a ganarse la vida en el campo, pero su instinto de superación le llevó a graduarse de medicina en Harvard y a trabajar como neurocirujano en el hospital John Hopkins de Baltimore (Maryland), uno de los más prestigiosos del país (Foto archivo: 2007). Keith Weller / EFE

Corría 1987 cuando Alfredo Quiñones, de 19 años, decidió cruzar la frontera entre México y Estados Unidos a pesar de no tener papeles. Lo capturó "la migra", lo mandó de regreso a su país, pero inmediatamente cruzó la frontera otra vez. "Yo tenía ese apetito, teníamos muy poco con mis padres", dice. Así llegó al valle de San Joaquín en el norte de Fresno, California, y empezó a trabajar como agricultor cosechando tomate y algodón. Hoy, a sus 48 años, después de haber estudiado en prestigiosas universidades y haberse convertido en un un exitoso neurocirujano, Disney y Brad Pitt han decidido llevar su historia al cine.

"Es la historia equivalente de Cinderella (Cenicienta): un inmigrante que llega aquí a Estados Unidos sin nada: sin educación, sin dinero, y de repente lo aceptan en las universidades —UC Berkeley, Harvard— se va de residente, se convierte en neurocirujano, llega a Johns Hopkins y ahora últimamente lo nombran jefe de departamento en la Mayo Clinic", dijo el médico conocido como Dr. Q en una entrevista con el periodista Jorge Ramos.

Su mayor temor como indocumentado: ser invisible

Recuerda cómo era su vida como indocumentado: temía que lo capturaran y lo deportaran. "Lo poquito que hacía (3.15 dólares la hora) lo enviaba de regreso a mis padres en México. A parte de eso, tenía el temor de ser invisible. Pienso que ese es el temor que muchos inmigrantes tienen".

— Jorge Ramos: ¿cómo pasaste de ser invisible a ser uno de los más visibles mexicanos e inmigrantes en Estados Unidos?

—Dr. Quiñones: me dieron la oportunidad de trabajar, educarme y eventualmente hacerme neurocirujano. Todo empieza ahí. Luego es importarse juntarse con gente que te da la mano, con gente que cree en ti. Eso es algo que no hablamos, no lo discutimos, pero es muy importante: creer en la gente, creer en los inmigrantes.

— ¿Alguna vez aquí en EEUU te has sentido discriminado?

—Sí, lo sentimos a veces. La gente piensa que porque tenemos un acento pensamos con un acento. Me lastima el corazón escuchar esos comentarios. Me doy cuenta de cómo dicen que la barda entre México y EEUU la van a hacer más grande y están gritando que los mexicanos van a pagar como si nosotros fuéramos demonios, como si todos fuéramos criminales y lógicamente esa es una daga que se te va al corazón.

— Entonces, ¿cuál es tu respuesta a Donald Trump? 

—Mi respuesta es dejarle saber a la gente como tú y como yo que estamos trabajando duramente, día con día, no nada más cuidando pacientes, haciendo ciencia, sino también siendo role models, modelos a seguir, para los jóvenes. La forma en que yo respondo es simple y sencillamente: escribir más artículos, hacer más investigación, tratar de encontrar curas para el cáncer, tratar de cuidar a mis pacientes mucho mejor.

Sobre sus últimas operaciones y el actor que lo encarnará en el cine

El doctor Quiñones-Hinojosa ha estado operando tumores cerebrales en el Johns Hopkins. Calcula que en los últimos 10 años ha realizado más de 2,500 cirugías y extirpado más de 2,000 tumores. "La gente no puede creer que saco tumores por la nariz, lo hago con camaritas muy pequeñas, como si fuera ciencia ficción".

Por los momentos no se ha confirmado quién será el actor que tendrá la responsabilidad de de interpretar al personaje del Dr. Q., aunque se rumorea que podría ser el mexicano Demián Bichir. "No tengo la menor idea, pero Demián sí ha estado muy interesado".

— Como inmigrante, tengo el temor a veces infundado de que lo voy a volver perder todo —ya lo perdí cuando me vine de México a Estados Unidos— ¿tú sientes que a pesar de todo lo que has logrado, de esta película que se va a hacer sobre tu vida, de las vidas que has ayudado a salvar, que en un momento dado lo puedes volver a perder todo?

—Claro, a veces me siento como que estoy viviendo un sueño. Y a veces tengo pesadillas, de que lo he perdido todo... que salí de la facultad de medicina, que no tengo un trabajo, que me agarra la migra, tengo esos sueños, esas pesadillas de cuando yo corría, me acuerdo, de cuando estaba trabajando en el campo de muchas hectáreas y miraba los carros de la migra y recuerdo que me escondía y me enterraba en el suelo, en el lodo. Son las inseguridades que tiene uno lo que a veces ayuda a seguir luchando y salir adelante, es todo lo que uno puede hacer.

Fuente: http://www.univision.com/noticias/salud/por-que-disney-quiere-hacer-una-pelicula-del-indocumentado-que-logro-ser-neurocirujano




Comentarios

Entradas populares de este blog

Elogio de la esperanza

Migrar, vivir, morir, revivir

Emigrantes venezolanos en Suiza