Consejos para quienes van a estudiar al exterior

Tal y como llevarás ropa y otros artículos personales al extranjero, también llevarás contigo un equipaje cultural invisible. Este equipaje no es tan obvio como los artículos que traes en las maletas, pero jugará un papel importante en la adaptación al nuevo ambiente
Por Applyesl.com



El equipaje cultural contiene los valores que son importantes para ti y el modelo de comportamiento al que estás acostumbrado en tu cultura. Cuanto más sepas sobre tus valores personales y cómo se derivan de tu cultura, mejor preparado estarás para conocer y adaptarte .

  • Es normal que tengas algunos altibajos durante el período de transición a una cultura nueva. 
  • El choque cultural no ocurre de repente. Se forma poco a poco. 
  • Todo el mundo experimenta un choque cultural. Muchos dicen que es una fuente de crecimiento y entendimiento personal.

Conoce lo que puedes esperar

1. Anticiparse a acontecimientos y posibilidades futuras hace más fácil de tratar cuando ocurren. Intenta mantener relaciones con tus amigos mientras estás lejos manteniendo contacto con regularidad. Esto asegura a la gente que sigues preocupándote por ellos.

2. El planear mantener el contacto no requiere una promesa de que escribas o llames por teléfono de una manera estricta, pero ayuda a establecer un intervalo entre comunicaciones. Estarás muy ocupado con tu nueva vida, pero no comunicarse a intervalos regulares con tu familia y amigos, puede preocuparles.

3. Una vez que hayas llegado al campus, localiza la biblioteca que tenga periódicos de tu país o región. Averigua como tener acceso a la cadena televisiva por cable que difunde noticias mundiales y locales sobre tu país o región. Puedes utilizar Internet y para una información actual de lo que ocurre en tu país.

4. Siempre hay sorpresas esperándote cuando llegas a un país nuevo. La gente puede hablar y caminar más deprisa, y los edificios pueden resultar diferentes a lo que esperabas. Tales diferencias se pueden ver claramente y aprender rápidamente. Si algo te parece muy extraño o confuso, la oficina para la ayuda a los estudiantes internacionales es el lugar idóneo para dirigirse.

5. El estudiar en el extranjero supone sufrir grandes cambios en tu vida diaria. Generaciones de estudiantes se han encontrado que pasan por una serie de etapas a la hora de adaptarse aun nuevo país.

6. Al principio, aunque la nueva situación sea un poco confusa, la mayoría de los estudiantes también la encuentran alegre, un tiempo de nuevas experiencias y actividades. Con tanto para aprender y la absorción de la cultura nueva, el período inicial de adaptación a menudo parece a una aventura. Durante este tiempo, tenderás a buscar e identificar semejanzas entre tu cultura y la cultura anfitriona. Encontrarás que la gente realmente es amistosa y amable. Los procedimientos son diferentes, pero hay maneras, cosas de las que puedes aprender y depender. Puede que clasifiques aspectos de la cultura que parecen insólitos o poco atractivos, como curiosos, interesantes, o pintorescos. Habrá muchas ocasiones de conocer gente de la comunidad y lo mejor es aprovechar tales ocasiones ya que aprenderás a entender un poco más las distintas mezclas culturales.

7. Tu nivel de adaptación a la nueva cultura puede variar durante las veces que vuelvas y salgas de tu entorno cultural.

Cuando emergen las diferencias

Gradualmente, a la vez que te vas implicando cada vez más en las actividades llegas a conocer mejor a la gente de alrededor tuyo se harán más evidente, tanto diferencias como semejanzas. Muchas diferencias al principio pueden parecer extrañas.

Sin embargo el conocer esas diferencias es lo que hace que el estudio en el extranjero merezca la pena. Al vivir en un país extranjero estarás directamente expuesto a la manera de vivir, aspectos culturales, y a gente con la que no habías estado en contacto antes. Desde luego, adaptarse a un ambiente nuevo es difícil así como excitante. Esta dificultad puede conducir a algo llamado, " choque cultural. " Sin embargo, si permaneces positivo y mantienes tu mente abierta, vencerás los primeros sobresaltos y desarrollarás una mejor apreciación de las diferencias culturales.

Aprovechar el choque cultural

El modo más eficaz de combatir el choque cultural, es la de distanciarse de un acontecimiento que te ha molestado, evaluarlo, y buscar una explicación y la respuesta adecuada. Intenta lo siguiente:


  • Observar cómo otros actúan en la misma situación
  • Describir la situación, qué es lo que quiere decir, y tu respuesta a esto
  • Pregunta a un residente local o alguien con más experiencia cómo habrían manejado la situación y qué quiere decir en la cultura de anfitrión
  • Planifica cómo podrías actuar en situaciones similares en el futuro 
  • Prueba el nuevo comportamiento y evalúa si tiene buen resultado
  • Decide cómo puedes aplicar lo que has aprendido la próxima vez que te encuentres en una situación similar


Durante el período de adaptación, preocúpate en leer libros o alquilar un vídeo en tu idioma, haz un viaje corto si posible, haz deporte y descansa lo necesario, escribe cartas o llama por teléfono a casa, come bien, y comparte las cosas de las que disfrutas con amigos. Haz caso especialmente de las cosas que te gustan del país anfitrión.

Aunque esto pueda desconcertarte o asustarte un poco, el choque gradualmente o va pasando a medida que vas entendiendo y conociendo la cultura del país anfitrión. Resulta útil comprender que a menudo las reacciones y las percepciones que los otros tienen de ti y tú hacia ellos, no son choques personales sino culturales. Cuanto más experto te hagas en reconocer que tus valores culturales pueden entrar en conflicto con la nueva cultura, antes aprenderás a solventarlos.

¿Hay algún riesgo de perder mi propia cultura y valores?

A veces los estudiantes se preocupan de que puedan perder su cultura si se adaptan mucho a la cultura del país anfitrión anfitrión. No te preocupes: es prácticamente imposible perder la cultura en la que has sido criado. De hecho, aprender algo sobre la una cultura nueva a menudo aumenta la comprensión y entendiendo de tu propia cultura. No te resistas a la oportunidad de hacerte bicultural, capaz de funcionar competentemente en dos ambientes culturales.

A la vez que aumenta tu capacidad de manejar y entender el sistema nuevo social, prácticas que antes te parecían extrañas te generarán menos desconcierto. Tarde o temprano te adaptarás lo suficiente para que tus estudios y tu vida social sean la mejor posible, así te relajarás y disfrutarás de la experiencia ¡Y recuperarás tu sentido del humor!

Fuente: http://www.applyesl.com/navi/step/article.asp?tid=05030&lid=1

Comentarios

Entradas populares de este blog

Migrar, vivir, morir, revivir

Elogio de la esperanza

"Para irse de Venezuela hay que ser muy valiente", Laureano Márquez