Tips para el manejo de la ansiedad

por Fabiola Cuevas




 1. Acepta y fluye

Principalmente a ti mismo, tu forma de ser, tus inquietudes y sueños.  Acepta también lo que sucede dentro y fuera de ti, tal como está sucediendo en el momento presente, y ya luego verás si lo cambio, pero de momento, deja a un lado la resistencia, el juicio y las ganas de controlar, aprende a fluir con la vida.
Te liberarás de la frustración y la rabia.

2. Vive en el presente

Sin adivinar el futuro, permitir que los eventos se vayan dando y te demuestren por qué y para qué suceden, se vale visualizar lo que quieres para después, pero sin estar adivinando catastróficamente el futuro horrible que te puede pasar.
Te liberarás del miedo.

3. Sal de tu confort

Y enfrenta aquellas situaciones o personas que has venido evitando por quien sabe cuánto tiempo, enfréntate a perder tu incomodidad y descubrir los beneficios de hacerlo.
Te liberarás del aburrimiento.

4. Di lo que piensas y sientes

Olvídate de la vergüenza, pena o timidez, se más abierto y muéstrate tal y como eres para que los demás puedan ver la magia que vive dentro de ti. Recuerda que al querer esconder lo negativo, te llevas de corbata lo positivo también.
Te liberarás de la tensión emocional.

5. Haz más de lo que disfrutas más

Recupera actividades que te dan placer en la vida, y ¿por qué no hacerlas diario? ¿por qué no hacer de tu vida un constante placer? Inclusive puedes encontrar placer en echar las lavadoras, o limpiar tu cuarto, el chiste es que lo hagas porque decides hacerlo para tu propio bien.
Te liberarás de la falta de sentido en tu vida.

6. Haz realidad un sueño

Elige uno de tus tantos sueños, y vuelve a despertarlo dentro de ti, y si no te acuerdas de ninguno… cierra tus ojos y déjate soñar. Recuerda que primero necesitas soñarlo para después llevarlo a cabo. Y si la vida te ha decepcionado al echarte para abajo tus sueños, quizás sea momento de volverte su aliado y ahora trabajar juntos para manifestarlos, usando el poder de la visualización y decretos.
Te liberarás del miedo a morir.

7. Ama tu cuerpo

En lugar de ponerte a dieta y exigirte levantarte temprano para ir al gimnasio, aprende a amar tu cuerpo, respetarlo, escuchar sus necesidades y más allá de hacer la dieta que a otro le funciona, escucha la dieta que necesita tu cuerpo.  Es una cuestión de conexión con tu cuerpo donde lo que prevalece es el respeto del uno para con el otro.
Te liberarás de enfermedades físicas.
 
8. Agradece frecuentemente

El poder del agradecimiento sobre lo que sucede en tu vida y lo que deseas que suceda después, es tan poderoso que tendrás que hacerlo para sorprenderte.  Te recomiendo que un día a la semana prendas tu vela blanca y agradezcas a la vida, Dios o Universo todo lo que sí existe en tu realidad y lo que tu corazón desea que exista después.
Te liberarás de la tristeza.

9. Deja de lado el perfeccionismo

Cada vez que te juzgas porque no hiciste bien tal o cual cosa, que te tratas como tu propio juez porque no eres lo que deberías de ser, o que escondes tu debilidad o vulnerabilidad… te haces daño.  Así de fácil, te lastimas.  Así es que por favor deja de hacerlo.  Se vale querer evolucionar como persona todos los días, pero no se vale que quieras ser perfecto, eres humano, no robot.
Te liberarás del enojo.

10. Pregúntate tu propia opinión

Antes de saltar a preguntarle a los demás, empieza a recuperar la confianza en ti mismo y preguntarte tu propia opinión sobre lo que quieres hacer, o qué es lo mejor para ti en tu vida.  Recuerda que dentro de ti ya existen todas las respuestas que necesitas, tan sólo necesitas cerrar los ojos y echarte un clavado dentro.
Te liberarás de la confusión o indecisión.

Algunos otros…
  •     Haz una cosa a la vez
  •     Reconecta con tu espiritualidad
  •     Aprende un nuevo deporte, oficio o manualidad
  •     Haz algo diferente cada día
  •     Pinta, canta, baila, crea…
  •     Organiza tu tiempo para dejar de postergar
  •     Reordena tu casa de tal forma que te da placer estar ahí
  •     Ten más contacto con la naturaleza
  •     Habla contigo en los momentos que te sientes mal
  •     Duérmete más temprano, levántate con el sol
  •     Hazte un ritual en el que te consientes a ti mismo antes de dormir
  •     Reinvéntate constantemente

Fuente: http://desansiedad.com/2013/12/26/10-propositos-para-un-2013-libre-de-ansiedad/

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Migrar, vivir, morir, revivir

Elogio de la esperanza

"Para irse de Venezuela hay que ser muy valiente", Laureano Márquez