Estudio es la clave del éxito para inmigrantes en USA

Sabedor de que la lucha por mejorar la calidad de vida de los migrantes pasa por educarse, Osman Canales recomienda a sus compañeros que se atrevan, que no sean temerosos, que busquen ayuda, hay que conocer bien nuestros derechos, con o sin documentos podemos adquirir becas o acceder a programas educativos especiales para migrantes.
Por Héctor Sermeño


Osman Canales: ningún humano es ilegal
Sin una educación formal, nuestros jóvenes y como consecuencia nuestra comunidad hispana estaría condenada al estancamiento y no dejaríamos nunca de ser la mano de obra barata en que nos convertimos cuando llegamos a este país, desperdiciando así muchas de las oportunidades que hemos venido a buscar aquí, reconoce Osman Canales, un “Dreamer” salvadoreño muy emprendedor que se ha convertido en el vocero de los estudiantes inmigrantes en Long Island.

La historia de Canales y su familia es muy parecida a la de miles de inmigrantes centroamericanos que desde décadas están llegando a la zona de Long Island. “Salí de El Salvador en 1999 a la edad de 10 años, con mi mamá y 3 hermanos más y llegué a Hempstead, uno de los pueblos con mayor presencia de salvadoreños en la zona, donde mi papá tenía ya más de 10 años de trabajar duro, realizando trabajos pesados; ya que como nunca fue a la escuela no puede ni leer ni escribir español y por supuesto, tampoco habla inglés”, acepta con tristeza Osman.

Pero Osman Canales, con más sueños en su mochila que dinero en sus bolsillos quiere cambiar totalmente la historia de marginación que él mismo sufrió cuando llegó a estudiar el 5to. Grado en Hempstead. “A la primera escuela que fui duré muy poco porque no había un programa de enseñanza bilingüe y la maestra no podía hablarme en español”, comenta Osman con una vos muy pausada y serena, pero con mucha convicción en sus palabras.

Cuando ya estaba estudiando bachillerato en Huntington, volvió a sentir ese temor de ser inmigrante indocumentado en este país, ya que el servicio de Migración llegaba a hacer redadas en su vecindario. “Lo peor fue que en esos días la migración estuvo llegando a nuestro vecindario y varios de mis compañeros de clases tenían temor de ir a la escuela y que los fueran a agarrar en el camino, como le pasó a un amigo de la familia”, detalla Osman; lo que unos años después lo motivó a crear el Long Island Immigrant Students Advocates (LIISA). 


Dicha organización, de la cual no sólo es fundador, sino también el actual presidente, fue creada en el 2010. “El objetivo de luchar contra la discriminación que silenciosamente sufren la gran mayoría de los estudiantes inmigrantes que son vistos de menos en las escuelas, que los excluyen de muchos programas  educativos, sin que ellos conozcan si quiera sus derechos”, detalla con conocimiento de causa quien ahora es un “Dreamer”.

“En la actualidad sólo somos unos 10 estudiantes permanentemente activos en la organización, ya que como todos estudiamos y trabajamos a tiempo completo tenemos muy poco tiempo libre para invertirlo en el trabajo comunitario, por eso es que ha habido más de medio centenar de miembros que van y vienen en la organización”, dió a conocer Canales, agregando que casi constantemente están dando charlas en escuelas secundarias, en universidades y la comunidad en general, acerca de cuáles son los derechos de la comunidad inmigrante.

Sabedor de que la lucha por mejorar la calidad de vida de los migrantes pasa por educarse, Osman Canales recomienda a sus compañeros que se atrevan, que no sean temerosos, que busquen ayuda, hay que conocer bien nuestros derechos, con o sin documentos podemos adquirir becas o acceder a programas educativos especiales para migrantes. “Aunque muchos quizá no lo reconozcan, los “Dreamers” estamos cambiando el ambiente político en todo el país”, concluyó.


Fuente: http://www.inmigrantesnews.com/inmigracion/nueva-oficina-de-inmigracion-en-queens/el-estudio-es-la-clave-del-exito-para-los-inmigrantes-en-estados-unidos/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Elogio de la esperanza

Migrar, vivir, morir, revivir

Emigrantes venezolanos en Suiza